• Laura Aguiar

Gastos de fin de año: segunda parte

Actualizado: 17 de dic de 2019



En el artículo anterior se hizo mención a los gastos típicos de fin de año. A aquellos que ocurren todos los años y que en cierta forma son previsibles. 


Pero ¿qué pasa con los imprevistos?


En finanzas se conoce a los imprevistos como gastos extraordinarios. 


Son aquellos que no se sabe si se producirán ni cuándo lo harán, y en consecuencia, no son periódicos (en otro artículo te voy a contar lo que se recomienda hacer para poder afrontarlos sin tanto problemas si es que aparecen).


Ejemplos de gastos extraordinarios son: gastos médicos de urgencia; reparación o compra de electrodoméstico; reparación de vehículo por accidente o falta de mantenimiento; responsabilidad civil por daños a terceros; pago de multas por vencimiento de plazo; multa por extravío de tarjeta de estacionamiento, etc.


En esta ocasión quiero dedicar unas líneas a una clase de gastos extraordinarios que, por sus altos montos a pagar, pueden afectar negativamente a la economía doméstica.


Me refiero a las multas por infracciones de tránsito. Son montos altos que pueden perjudicar un presupuesto familiar, aparte de los posibles daños a terceros o a uno mismo. 


La seguridad vial


La seguridad vial no es broma. Hay toda una reglamentación y un sistema que se ocupa de regular este tema;  lastimosamente, todavía hay mucho desconocimiento sobre las normas y reglamentos de tránsito y, sobre todo, sobre los procedimientos e intervenciones que realizan los agentes.


Te comparto la ley vigente (aquí).


Infracciones que generan multas


Las infracciones se clasifican en: leves, graves, y gravísimas.


Cada tipo de infracción responde a una escala de multas:  


Falta leve: amonestación o multa de hasta 3 jornales mínimos.

Falta grave: de 4 (cuatro) a 10 (diez) jornales mínimos.

Falta gravísima: de 11 (once) a 20 (veinte) jornales mínimos.


Si resultan víctimas fatales o lesiones graves corresponderá la inhabilitación, además de las penas previstas en el Código Penal.


A continuación, un resumen de las infracciones más comunes y los montos a abonar a la autoridad competente en concepto de multas:


Faltas gravísimas:


  • La conducción de vehículos sin respetar la señalización de los semáforos o de la señal de “PARE”.

  • Conducir un vehículo en sentido contrario al tránsito.La conducción en estado de intoxicación alcohólica, estupefacientes u otra sustancia que disminuya las condiciones psicofísicas normales y/o en estado de agotamiento.

  • La negativa a someterse a la realización de la prueba de alcoholemia y/o espirometría y/o testeo de estupefacientes. 

  • Adelantar a otro vehículo en curvas, puentes, paso a nivel, cruces no regulados y/o franja amarilla continua.


Faltas graves:


  • La conducción de vehículos sin estar debidamente habilitados para hacerlo, sin tener colocadas sus chapas o patentes reglamentarias, o sin el seguro obligatorio vigente.

  • La circulación de motocicletas con más de dos personas, incluido el conductor, o llevar como acompañante a un menor de 12 (doce) años.

  • Conducir a mayor velocidad que la máxima permitida, o conducir utilizando auriculares y/o celular.

  • Conducir sin que alguno de los ocupantes del vehículo utilice el correspondiente cinturón de seguridad.Detener o estacionar un vehículo en lugar no permitido. 


Faltas leves:


  • Todas aquellas infracciones no calificadas como faltas graves o gravísimas (ver en detalle el artículo 112 y 113 de la ley 5016/13  aquí).

  • La conducción en estado de intoxicación alcohólica desde 0.001 a 0.199 mg/L de CAAL y 0.001 a 0.399 g/L de CAS.


Si querés saber más sobre las infracciones y sus sanciones, te recomiendo leer la ley vigente desde el artículo 108 en adelante  (aquí).


Los imprevistos de fin de año


Hace poco leí una noticia sobre el aumento de agentes de tránsito en las calles en coincidencia con el cobro del aguinaldo; y varios memes sobre esto también.


Es cierto, aumentan los controles durante las fiestas, y también aumentan las infracciones. Te preguntaste alguna vez ¿a qué se debe?


Supongo que nada tiene que ver con lo que pasó con la Serie de Netflix donde el oficial de policía  y su mascota Cat Cop son parte del plan siniestro de Bootsy Calico, el super villano que primero hostiga a las familias con bebés mediante elevadas multas por infracciones de tránsito, y luego les ofrece comprar su vivienda para forzarlos a que se muden (Netflix, Temporada 1 Capítulo 11).


(Como mamá, hay veces que no puedo evitar engancharme con algunos programas infantiles, y ese capítulo en particular hizo que me pregunte cómo se maneja el tema en Paraguay)


Me imagino que en parte se debe al estado de ansiedad propio de la época, todos apurados queriendo hacer de todo en poco tiempo, llegando tarde casi siempre a todas partes, nerviosos  y de mal humor por el trafico pesado,  el calor, etc. 


Y te pregunto, ¿vale la pena andar así?


Recuerdo que hace unos años había cobrado recién mi aguinaldo, y luego de conducir con tráfico pesado, de dar vueltas para encontrar estacionamiento, y de recorrer bastante para encontrar lindos regalos y a buen precio, bajé al piso mis bolsas para pagar mi cuenta, y cuando salí del local me dí cuenta que me faltaba una de las bolsas. 


Resulté perjudicada por los famosos descuidistas, aquellos expertos en hurto que se aprovechan de la distracción de sus víctimas. Qué rabia me dio. 


Y bueno, lección aprendida.


Desde esa vez decidí comprar con antelación los regalos y salir lo menos posible en diciembre, evitando caer en tentación de promociones, y planificar con tiempo a quienes les daré regalos. 


Encontré una manera de aprovechar durante todo el año las ofertas reales, ahorrar, y evitarme el estrés de las compras de fin de año.


Ese estrés asociado a las actividades de fin de año no será bueno bajo ningún sentido y, finalmente, quienes sentirán las consecuencias serán nuestros seres queridos.


Prestemos pues atención a lo que hacemos, respetemos las normas de tránsito, conquistemos nuevamente valores como el respeto, la tolerancia, la paciencia, la prudencia, que parecen perdidos últimamente.


Tratemos entonces de tomar conciencia de la época en que estamos y de lo que vale realmente. Para mí son los afectos y la familia. Todo lo demás es y será secundario.


Te invito a seguir leyendo los artículos del mi blog, te ayudarán a comprender mejor la importancia de la planificación de la economía familiar y cómo ayuda a vivir bien hoy, y mañana aún mejor.


Y si sentís que necesitás una guía clara para empezar a planificar la economía de tu familia, no dudes en contactarme (aqui)

12 vistas0 comentarios