• Laura Aguiar

Lo que sí o sí tenes que saber sobre las inversiones



Si tenés dinero ahorrado y querés invertir en algo pero no sabés bien en qué, o si te invitan a participar en un negocio o proyecto, o si escuchaste por ahí que en el Banco tal o en la Bolsa de Valores están ofreciendo buenas tasas y que debés aprovechar, este artículo te puede interesar.


Te comparto algunos aspectos de las inversiones que considero esenciales y que debés conocer sí o sí antes de tomar cualquier decisión:


1. Rentabilidad, riesgo, y liquidez


Hay tres elementos que se tienen en cuenta en cualquier tipo de inversión: rentabilidad, riesgo, y liquidez.


El objetivo de toda inversión de capital debe ser ganar más dinero, es decir, lo que se debe buscar es una rentabilidad o ganancia, y esta tiene mucho que ver con el riesgo que se asume. De allí la frase: “a mayor riesgo, mayor ganancia”.


La liquidez, por su parte, es la capacidad de un activo para convertirse en efectivo en un tiempo determinado, sin pérdidas. En algunos casos, de recuperar el capital invertido y cobrar los beneficios estimados aún antes de tiempo, con los descuentos correspondientes por retirar el capital antes de lo previsto.


2. Pueden ser financieras o no financieras


Las inversiones no financieras son aquellas en la que se destina dinero en algo que requiere de cierta gestión o desempeño para ganar más dinero (tiene mucho que ver con el concepto de economía real). Esa gestión lo puede realizar un tercero o uno mismo.


Normalmente este tipo de inversiones requiere de más tiempo y conocimiento en el rubro elegido. También suele requerir grandes desembolsos de capital de una sola vez. Ejemplo: abrir un negocio propio, comprar mercaderías para la reventa, construir una casa o departamentos para alquilar o vender, etc.


Las inversiones financieras son aquellas en las que se destina dinero para adquirir activos cuyo precio depende de las rentas que se supone que estos generarán en el futuro. Este tipo de inversiones requieren también de conocimiento, pero a diferencia de las inversiones no financieras no se necesita invertir tiempo/hombre para generar esos ingresos.


Es decir, se confía en el sistema financiero y se obtienen intereses o rendimientos de acuerdo al tipo de inversión elegido. Por ejemplo: compra de certificados de depósitos de ahorro (CDA) de entidades financieras; compra de bonos o acciones en la Bolsa de Valores, títulos de deuda del Estado.


3. Pueden considerarse como de renta fija o renta variable

La renta fija es un tipo de inversión donde desde el principio se conoce la cantidad que se va a recibir en determinado momento. La rentabilidad es fija desde la emisión de los títulos hasta el vencimiento.


Ahora bien, aunque con la renta fija se conoce el interés que se espera recibir al vencimiento del plazo acordado, este instrumento no está totalmente libre de riesgos. Existen ciertos riesgos que también se deben conocer: riesgo del emisor, riesgo de liquidez y riesgo de tasas de interés.


Normalmente, los emisores del título de deuda ya contemplan estos riesgos cuando calculan la tasa que van a ofrecer al mercado.  


Por otro lado, se conoce como renta variable al beneficio, interés o dividendo que no es fijo, que no se sabe cuánto se va a recibir al término de un plazo ya que depende mucho del desempeño de una empresa, del comportamiento del mercado, o de la fluctuación de la moneda.


Generalmente, este tipo de inversiones genera una mayor rentabilidad frente a las inversiones de renta fija, pero representan un mayor riesgo.


4. Otorgan derechos y obligaciones de acuerdo al tipo de garantía que ofrecen


Fondo de Garantía de Depósitos (FGD): es un fondo de dinero creado por Ley 2234/03 (al que aportan todas las entidades financieras reguladas por el Banco Central del Paraguay) que tiene por objeto proteger parcialmente el ahorro del público; es decir, el FGD tiene como finalidad garantizar los depósitos de personas físicas y jurídicas, residentes y no residentes, hasta 75 salarios mínimos, ya sea depósitos a la vista o a plazos en sus diferentes modalidades o monedas.


Actualmente, las Cooperativas de Ahorro y Crédito no cuentan con un fondo similar de protección para sus socios ahorristas.


Garantía común o quirografaria: es aquella en el que el deudor responde por el cumplimiento de sus obligaciones con todos sus bienes presentes y futuros. Los acreedores en este caso tienen igual derecho a ser satisfechos en proporción a sus créditos sobre el patrimonio del deudor, excepto las preferencias contempladas en la ley (para profundizar estos temas click aquí – art. 430 al 445).


Si el deudor es una sociedad con responsabilidad limitada (SRL, SA), las deudas se pagan con el patrimonio de la sociedad, y en caso de no ser suficientes, los accionistas responderán solo hasta el valor de sus acciones.


Garantía prendaria: en caso de que el deudor no cumpla con su obligación, el acreedor tiene derecho a enajenar el bien mueble prendado y recuperar así los fondos que se le debe. Dicho de otra manera, es una garantía real constituida sobre un bien mueble para asegurar el cumplimiento de una obligación por parte del deudor.


Para que la prenda pueda oponerse a terceros, debe constar su constitución en un instrumento público o privado con fecha cierta. Este instrumento debe mencionar el importe a ser cubierto y contener el detalle en cuanto a especie y naturaleza de los bienes dados en prenda, su calidad, peso, medida y demás indicaciones que ayuden a identificarlos.


Garantía hipotecaria: Es un derecho real también, en garantía de una obligación cierta en dinero. Se grava un inmueble determinado, que continúa en poder del constituyente, y solo en caso de no cumplirse con la obligación principal se procede a su ejecución y venta en remate (vía judicial). Se constituye por medio de un contrato con las formalidades previstas en el código civil.


La hipoteca producirá efectos respecto de terceros desde su inscripción en el Registro Público correspondiente. Esta inscripción otorga derechos preferentes al acreedor sobre el bien inmueble (derecho a ser pagado en primer lugar).


Garantía fiduciaria (de administración o de garantía propiamente dicho)

El fideicomiso es un instrumento mediante el cual una persona (el constituyente) transfiere a otra (fiduciario) bienes a un patrimonio autónomo, para que esta disponga de ellos o los administre (de acuerdo a lo previsto en el contrato) y cumpla con ellos una determinada finalidad, bien sea en provecho del mismo constituyente o de un tercero llamado beneficiario. 


El fideicomiso de garantía propiamente dicho se estructura de manera tal que el beneficiario del fideicomiso y el acreedor de la obligación principal sean la misma persona, y solo en el caso de incumplimiento de su obligación, se procederá a realizar lo previsto en el contrato de fideicomiso (obligación secundaria) a fin de satisfacer la deuda de su acreedor/beneficiario. (Véase gráfico explicativo).



Fuente: Elaboración propia.


5. Pueden operar en un mercado primario o secundario


La diferencia principal entre un mercado primario y un mercado secundario es que en los primeros es donde se emiten los activos financieros y los segundos es donde se negocian e intercambian los activos financieros ya emitidos previamente (Economipedia, 2019).


Esta clasificación se suele utilizar para explicar cómo se negocia en el mercado de valores.


Así, en el mercado primario se negocia la primera venta o colocación de valores emitidos por las empresas emisoras de deuda. En el mercado secundario se negocian los valores previamente emitidos en el mercado primario, de esta manera se puede hacerlos líquidos mediante la transferencia de propiedad, o venta a terceros inversionistas.


En este artículo se hizo mención a algunos conceptos que los asesores financieros mencionan al momento de presentar sus opciones de inversión.


Si querés profundizar un poco más sobre estos temas, o si tenés una consulta puntual sobre un tipo de inversión podés contactarme aquí para agendar una reunión.


Igualmente, te invito a seguir leyendo los artículos del mi blog, te ayudarán a comprender mejor ciertos aspectos de la planificación de la economía familiar y cómo esta herramienta te puede ayudar a vivir bien hoy, y mañana aún mejor.




13 vistas0 comentarios