• Laura Aguiar

¿Quién está obligado a la prestación de alimentos y a brindar cuidados en la familia paraguaya?

Actualizado: 3 de jun de 2020



Ya lo decían las abuelas, los únicos parientes que se eligen son los políticos. Desde el momento en que te casás creás una familia nueva con tu esposo y convertís en parientes a su familia que se suman a la que ya tenías. Lo que mucha gente no conoce son las obligaciones que se generan producto de ese parentesco. Esto tiene mucho que ver con el cuidado y las cuidadoras. ¿Estás pensando en casarte? Este artículo te va a ayudar a entender tus obligaciones y derechos.


Antes de empezar quiero aclarar que el parentesco es el vínculo que nace de los lazos de sangre, del matrimonio o de la adopción. Así pues, no son iguales las obligaciones de una pareja casada o con hijos que las de una que solo convive.


Hay derechos que se “activan” con la llegada de un nuevo miembro a la familia


- Patria potestad (conjunto de derechos y obligaciones que tienen los padres sobre la persona y los bienes de sus hijos menores) y custodia (cuidado) que son derivados de la relación padres e hijos y, en ausencia de ellos, de los parientes más próximos en concordancia con las disposiciones del Código de la Niñez y Adolescencia.


- La prestación de alimentos, que es un deber impuesto jurídicamente a determinadas personas para asegurar la subsistencia de otras.


- Los deberes de protección recíproca (cuidado) en situaciones en las que, por ejemplo, una persona no tenga capacidad para cuidar de sí misma o de administrar sus bienes por causa de una enfermedad mental. En estos casos, la ley legitima a ciertos parientes a solicitar una declaración de incapacidad para poder ocuparse de ellos y actuar en su nombre.


- Los deberes de asistencia entre cónyuges.


- La sucesión intestada, que es la sucesión hereditaria que se hace cuando una persona muere sin haber dejado testamento o habiendo dejado uno inválido.


Estos NO son los únicos derechos que se generan con el parentesco. Hay más, pero hoy nos centraremos en la prestación de alimentos y la asistencia entre cónyuges.

El cuidado número 1: la prestación de alimentos


El cuidado de los miembros desprotegidos de nuestra comunidad es un deber ético común de todos, sin embargo, hay quienes incumplen la ética y por eso la ley los obliga a cumplir. Ciertos parientes están obligados a acudir a la ayuda de quienes tienen necesidades materiales para la conservación de su vida.


Ese deber de prestación de alimentos no solo se da de padres (y madres) a hijos, también se da entre cónyuges, en relaciones paterno-filiales (en las que los padres se vuelven dependientes por causa de la vejez o de una enfermedad), y entre determinados parientes en los casos previstos en la ley, inspirados claramente en principios morales y de solidaridad.


¿Quiénes están obligados a prestar y/o solicitar alimentos?


El Código Civil paraguayo establece que los que están obligados recíprocamente a la prestación de alimentos son:

1º los cónyuges;

2º los padres e hijos;

3ª los hermanos;

4º los abuelos, o en su defecto, los ascendientes más próximos;

5º los suegros, el yerno y la nuera.


En la lista aparecen en orden jerárquico, es decir, poniendo al primer obligado a prestar o solicitar alimentos arriba y siguiendo más abajo con los siguientes en la lista.


Pongamos un ejemplo para hacerlo fácil: imaginá que tu abuelo se encuentra en situación de dependencia pero tu mamá (su única hija) dispone de medios para ocuparse de él. En ese caso será ella quien se haga cargo. Sin embargo, suponiendo que tu mamá hubiese fallecido, la siguiente en la lista serías vos. A eso se refiere esta jerarquía.


El código civil establece, además de la lista que acabo de mencionar, algunos criterios y reglas para definir prioridades y otros aspectos que se deben tener en cuenta de las que hablaremos otro día en el blog.


Es importante saber que la prestación de alimentos es recíproca, es decir, los que hoy necesitan alimentos podrían ser en el futuro lo que deban prestar asistencia o alimentos.


¿Cuál es el alcance del deber de prestar alimentos?


Según nuestro Código Civil (Artículo 256) “lo necesario para la subsistencia, habitación y vestido, así como lo indispensable para la asistencia en las enfermedades”.[…]” En el caso de tratarse de personas en edad de recibir educación, incluirá lo necesario para estos gastos.”


En los juzgados, además, se tiene en cuenta también los gastos de internación en establecimiento adecuado en caso de enfermedad, gastos de sepelio, gastos para el esparcimiento (tiempo libre), etc.


Asistencia o cuidado entre los esposos


Capítulo aparte merece el cuidado entre cónyuges. Conocer esta información te ayudará a la hora de identificar tus derechos y deberes.


Según el Código Civil, el matrimonio crea entre los esposos una comunidad que les obliga a:

- la vida conyugal.

- dignificar el hogar.

- proveer el sustento, guarda y educación de los hijos.

- mutua protección, fidelidad y asistencia.


La palabra asistencia no se refiere solo a lo económico, debe entenderse en un sentido más amplio, que tiene que ver con los cuidados y el apoyo necesarios en las distintas etapas de la vida matrimonial. Se refiere también a la solidaridad entre esposos, representada por los buenos tratos y la participación conjunta en los distintos momentos que la vida trae consigo (las tristezas, las alegrías, la salud, las enfermedades, etc.) en igualdad de condiciones e independientemente de la contribución económica que cada uno haga al hogar.


Si te interesan estos temas y necesitás resolver dudas podés contactarme (aquí) o enviale este artículo a una amiga que lo pueda necesitar.


Si aún deseás saber más sobre el cuidado y la prestación de alimentos leé la siguiente historia basada en hechos reales que te puede ayudar a entender el funcionamiento de la ley en cuanto al cuidado y asistencia de familiares dependientes.


La historia de Cynthia



Cynthia es la tercera y última hija de Pedro y Rosalba. Su madre crió a sus tres hijos prácticamente sola, ya que el padre viajaba mucho por trabajo cuando eran niños y en plena etapa de adolescencia decidió abandonar el hogar y vivir en otra ciudad. Rosalba falleció unos meses atrás.

Para Cynthia su padre no había sido cariñoso o encantador, pero cuando empezó a avanzar su enfermedad, este volvió a casa para buscar la protección, ¿de quién?, de la hija soltera que vivía aún en la casa familiar porque los otros hijos estaban muy ocupados, con otras obligaciones, con sus propias familias.

Cynthia se hace cargo del padre, de día le lleva a un centro de cuidados de adultos, mientras va al trabajo, y por las noches se hace cargo ella misma, porque no puede costear el servicio de una enfermera, y los hermanos tampoco están dispuestos a colaborar. En un momento dado asume toda la responsabilidad y le cuida mucho realmente.

Su novio le comenta que le salió un trabajo en otro país por un tiempo y le propone ir a vivir juntos, y conociendo la historia familiar de Cynthia (con lo que no está de acuerdo con la responsabilidad asumida y no compartida con sus hermanos) le dice honestamente que si no le acompaña se termina la relación y quedan libres de buscar otra compañía.

Cynthia está en una edad complicada, donde se le está por ir el tren como le dicen sus amigas (y como ella cree), que si no aprovecha las oportunidades del amor, probablemente no vuelva a aparecer en el futuro.

Naturalmente, ante la propuesta del novio se queda dudando, no sabe qué hacer, encima cuando va al centro diurno de cuidados donde va regularmente para llevar a su padre, le avisan que cierran en enero para realizar reparaciones al edificio.

Cynthia va a hablar con el hermano mayor, Juan; con el otro hermano, Raúl; y con una de sus cuñadas también; y resulta que todos están ocupados, con muchas obligaciones, y le dicen que no están en condiciones de recibir al padre anciano y cuidarlo por a o b razones.

Uno de sus hermanos le recrimina y le dice que está siendo egoísta, que no debería ser capaz de pensar siquiera en dejar al padre por hacerse la romántica a esa edad.

Como es de carácter fuerte y de seguir adelante sin mirar atrás cuando se propone algo, Cynthia se ocupa de hidratar bien al padre y dejarlo bien alimentado sin otras complicaciones de salud antes de irse de viaje.

Acuerda verbalmente con una vecina amiga para que pase a mirar y alimentar al padre 3 veces al día los siguientes días y bloquea el contacto de sus hermanos para no recibir mensajes molestos y pretende no atender llamadas mientras viaja.

Su idea era avisar a sus hermanos que ya viajó y se mudó y exigirles que se hagan cargo del padre enfermo como nunca antes lo hicieron. Es evidente que Cynthia no se ocupó de averiguar bien sobre las normativas legales, tanto civiles como penales, que existen en relación al cuidado.

En un momento, el señor Pedro sale de la casa y camina varias cuadras sin rumbo aparente, desorientado, bien vestido pero con mal olor (de orina probablemente). Un conductor casi lo atropella por cruzar indebidamente una avenida, verifica si sufrió algún daño y enseguida se da cuenta de que algo anda mal. Decidió entonces llamar a la policía a reportar un probable caso de abandono de adulto mayor.

El caso aparece en televisión, en el noticiero y así se enteran los vecinos, parientes y otros hijos de la situación. Estos acuden ante las autoridades y manifiestan que no sabían nada, que su hermana era la encargada del cuidado del padre, y discuten entre ellos quien se lleva a su casa al padre para cuidarlo mientras resuelven qué hacer con Cynthia.

Entre discusiones y emociones alborotadas se plantean si denunciar o no a su hermana por irresponsable, a fin de exigirle que regrese y se haga cargo. En ningún momento se dan cuenta de la responsabilidad legal que les compete a ellos mismos.

El caso de judicializa finalmente. Se fija un responsable legal y la cuota que cada hijo debe aportar como prestación de alimentos. Ninguno de los hijos quedó contento con lo resuelto por el juez.

¿Quién de los 3 hijos crees que fue designado como cuidador finalmente y cuál fue la cuota alimentaria que se estableció?

¿Podés identificar víctimas y villanos en esta historia?

Noticias locales sobre el abandono de ancianos. Hacé clic aquí para leerla. https://www.abc.com.py/nacionales/instan-a-denunciar-maltrato-contra-adultos-mayores-1588508.html

Si querés saber más sobre el ciclo de vida familiar (click aquí), el estado civil y los derechos de familia (click aquí) paseate por el blog y si querés seguir informada seguime en mis redes sociales: Facebook (aquí) e Instagram (aquí).Comentá más abajo si tenés dudas. ¡Estoy para ayudarte!

90 vistas0 comentarios