laura aguiar.jpg

Cuando comencé la aventura de trabajar como profesional independiente, mis primeros clientes fueron amigos y familiares, Los problemas a resolver eran variados y tenían un marcado contenido económico y emocional.

Mientras iba sumando experiencias, algunos casos tuvieron un fuerte impacto en mí.

 

Personas que de un día para el otro sufrieron un cambio tremendo en sus vidas a causa de una tragedia o una pérdida.

 

Fueron experiencias fuertes y me impulsaron a buscar una mejor manera de ayudar.

 

Identifiqué un patrón de comportamiento:

 

Las personas actúan por reacción, no acostumbran a planificar estrategias para alcanzar sus metas ni prever recursos para contingencias.

En mi recorrido me di cuenta de que existen muchas herramientas tanto financieras como jurídicas que mucha gente no utiliza,  porque no las conoce, o porque es mucho trabajo ordenarse y planificar.

 

A causa de ello están perdiendo muchas oportunidades para mejorar su situación patrimonial.

En ese periodo me convertí en mamá y eso me dio una nueva perspectiva, me ausenté del ambiente laboral formal por un tiempo y más allá de los cursos de actualización y algunos trabajos de consultoría que pude realizar en ese entonces, mi nuevo rol de madre me enseñó muchísimo sobre mí misma y sobre lo que es realmente importante en mi vida.

Un tiempo después, un problemita de salud de un familiar cercano nos asustó mucho e hizo que nos replanteemos muchas cosas.

 

Empezamos a tomar consciencia del valor del tiempo y nos dimos cuenta de que era hora de dejar ese piloto automático y esa actitud de trabajar y trabajar sin un horizonte definido y sin ninguna estrategia, Empezamos a tomar conciencia de cómo afectan nuestras decisiones en nuestra salud y en el futuro de nuestra familia.

Llegó el momento de aplicar los conocimientos, habilidades y experiencias tanto profesionales como personales que fui sumando en el trascurso de los años, aquellas que me fueron definiendo como la mujer que soy hoy.

Luego de repasar las técnicas e implementar algunas estrategias me pregunté a mí misma:

  • ¿Cuántas familias estarán pasando por algo similar?

  • ¿Cuánta gente no sabe lo que está haciendo mal y no sabe adónde van a parar el producto de su esfuerzo?

  • ¿Cuánta gente no sabe que está perdiendo mucho por administrar mal sus recursos?

  • ¿Cuántas personas trabajan sin cesar y no ven los resultados esperados?

Finalmente tenía algo diferente que ofrecer basada en mi propia experiencia.

Todo me sirvió para tener hoy la confianza suficiente de ofrecer ayuda real y concreta a personas de familias, profesionales y emprendedoras que como yo sienten que pueden ayudarse a sí mismas y a sus seres queridos con el fin de procurar una vida digna.

Me enfoqué en mujeres y familias que tienen sueños y anhelos y que son conscientes que ha llegado el momento de parar unos minutos y replantearse lo que están haciendo, ver lo que lograron en el transcurso del tiempo y definir qué desean conservar de todo lo que conquistaron hasta ahora.

 

Mis asesoradas son mujeres que quieren trabajar con menos intensidad, que desean dedicar más tiempo a sí mismas, que sueñan con viajar y disfrutar un poco más del fruto de su esfuerzo sin que una disminución de trabajo impacte negativamente en su economía familiar.

Son personas que anhelan profundamente disfrutar más de cada etapa de crecimiento de su familia.

Hoy ayudo a familias a tomar el control de su situación patrimonial que les permite vivir con seguridad y confianza, con ese plus de tranquilidad porque están siguiendo un plan, que si bien no es garantía de que todo saldrá estrictamente como lo han planeado, al menos tienen ya una hoja de ruta, una guía para revisar cada tanto y comparar sus resultados con el ideal definido.

Esto les permite actuar y redireccionar sus actividades cada vez que sea necesario.

Me ocupo de ordenar y reorganizar las cuestiones legales y financieras al tiempo que les ayudo a diseñar estrategias para soportar los embates de sucesos no tan favorables que se podrían presentar, y de esta forma, asegurar en cierta forma una vida digna, especialmente en aquellos momentos donde ya no se cuenta con las mismas fuerzas y fortalezas de antes (por vejez o incapacidad).

Bio profesional

Abogada por la Universidad Nacional de Asunción, promoción 2006. Magíster en Economía y Administración Estratégica de Negocios por la Universidad Católica de Cuyo, Argentina 2010. Magíster en Derecho Civil y Comercial por la Universidad Nacional de Asunción, Paraguay 2018.

Entre los años 2006 y 2009 ha participado de cursos de formación en mercado de capitales (San Juan, Argentina), emprendedurismo, marketing, y comercio internacional (Dortmund, Alemania). 

A partir del año 2010 fue sumando experiencias colaborando primeramente con una Casa de Bolsa y luego con estudios jurídicos y particulares en áreas del derecho civil y comercial. También ha participado en trabajos de consultorías para entidades nacionales y organismos internacionales.

Hoy se desempeña como asesora en planificación patrimonial (financiera y sucesoria).

¿Estás lista para empezar?

Contactame por acá

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

¡Gracias por tu mensaje!